Biómetro y radiestesia.

A través de la radiestesia, o medición con el péndulo como amplificador, el biómetro ofrece una medida de la calidad energética y vibratoria de los objetos, personas, o lugares.

Los investigadores franceses Bovis y Simoneton fueron los que establecieron la unidad de medida, en Bovis, que indica la vibración energética o longitud de onda que emite una persona, un objeto o un lugar. La salud humana se establece en torno a un nivel vibracional de 7.000 unidades Bovis, llegando hasta la zona bioenergética de 9.000 unidades Bobis. Cada enfermedad y cada virus tiene una frecuencia vibratoria propia, por ejemplo el bacilo de Koch, responsable de la tuberculosis, vibra a 5.500 unidades Bovis, mientras que el cáncer lo hace a 4.000 unidades Bovis.


 
Energías del ser humano

Una persona enferma no suele superar las 5.000 unidades Bovis, o 2.000-3.000 en casos de enfermedades graves. Una tasa de 1.000 UB nos indica que la persona está a punto de fallecer. Las personas que gozan de salud óptima, irradian entre las 7.000 y 8.500 unidades Bovis, por debajo de esta medida estarían en zona de debilidad.

Zonas de meditación

Al igual que las personas, los lugares emiten vibraciones, en aquellos puntos que el nivel vibracional es inferior al establecido para la salud, cualquier ser vivo se debilitará, y a la larga puede ser la causa de numerosas patologías. Al contrario, los lugares que irradian vibraciones superiores a las 7.000 unidades Bovis cargarán de energía y vitalidad. Normalmente, cuanto más alteraciones telúricas presenta una zona, más bajas son las mediciones radiestésicas.

Corrientes o venas de agua

Las corrientes de agua subterránea y los acuíferos alteran la cantidad de energía telúrica emitida en la vertical de su curso, en función de la mayor conductividad eléctrica que confieren al suelo, lo que produce efectos desvitalizantes en los seres vivos. El problema no es el agua en sí, sino las emisiones electromagnéticas generadas por su movimiento. Por tanto, cuando más rápidamente circule el agua más dañinas resultarán las radiaciones emitidas.Su intensidad o radio de acción aumenta o disminuye dependiendo de variaciones en el caudal según la estación del año. Es deseable realizar la prospección geobiológica de la zona que abarca la corriente durante la época de máxima pluviosidad, que es generalmente la de mayor caudal.

Algunas personas liberan con su hiperactividad, nerviosismo o incluso agresividad el exceso energético provocado por el agua subterránea. Aunque existen medios para neutralizarlas en parte, lo mejor es evitarlas, pues su peligrosidad es similar a la de las fallas telúricas.

Solemos encontrar de 4.000 a 4.500 unidades Bovis encima de una corriente subterránea, lo cual está por debajo del nivel mínimo de salud. Las corrientes de agua subterráneas pueden provocar problemas circulatorios y reumáticos. La nocividad se incrementa cuando se cruzan varias corrientes en la misma vertical, lo que se conoce como "punto rayo",  donde se incrementa el riesgo de depresión y suicidios.

Red Hartmann

El doctor Ernst Hartmann descubrió en los años 50 la existencia de esta red global que se extiende por todo el mundo, hallándose tanto en el interior como en el exterior de las viviendas, tanto a nivel del suelo como en pisos altos. Esta red está orientada cardinalmente formando una cuadrícula que se crea cuando se cruzan las líneas Norte-Sur con las líneas Este-Oeste. Las líneas Este-Oeste están separadas como media unos 2 metros y medio, y las líneas Norte-Sur dos metros. Estás distancias son orientativas, puesto que presentan grandes variaciones dependiendo de factores estacionales, contaminación electromagnética, latitud, orografía, y estado energético global de la zona. La malla de líneas Hartman se deforma con facilidad cerca de cualquier masa metálica. Por tanto, en las ciudades encontramos la cuadrícula muy deformada debido a la alta concentración de edificios con cimientos metálicos, vigas o traviesas de hierro.

Su efecto sobre la salud, no es determinante por si mismas, pero pueden causar trastornos graves, al afectar a un órgano ya debilitado, al combinarse su efecto con el de otros factores patógenos, como en cruces con corrientes de agua subterránea, y también con el tiempo de exposición.

En general, se aconseja evitar los cruces  de líneas Hartmann en los lugares en los que se pasa mucho tiempo, como la cama o la mesa de trabajo. Como hemos mencionado anteriormente, la importancia de colocar la cama en un lugar neutro, sin geopatías, es esencial, puesto que perdemos alrededor de dos tercios de nuestra capacidad de defensa mientras dormimos. Por otro lado, durante la noche la Tierra descarga las radiaciones solares y cósmicas que ha absorbido durante el día. Entre las 2 y las 4 de la mañana se constata un fuerte incremento en la intensidad de las líneas Hartmann, razón por la cual hay gente que suele despertarse a esas horas.

En numerosas ocasiones se encuentra a gran proximidad un cruce de líneas Hartmann con un cruce de líneas Curry, lo que no deja de surtir efectos devastadores en la salud de las personas que permanecen largos periodos en dichas zonas. Es lo que se conoce como nudos estrella. Los síntomas tardarán en aparecer más o menos tiempo según el estado de salud de cada persona, muchas veces cuando ya es demasiado tarde para recuperar la salud.
El origen de la red Hartmann se atribuye al campo magnético y eléctrico terrestre, por lo que se considera como el sistema nervioso de la tierra. Hoy en día resulta más nociva que antaño porque la tierra la utiliza también para canalizar el excedente de campos electromagnéticos artificiales creados por el hombre. El doctor Hartmann utilizó en sus experimentos en la universidad de Heidelberg, aparatos de gran precisión en la detección de las líneas H. como el geomagnetómetro.

Según el doctor Hartmann la exposición a una zona geopatógena o alteración telúrica es responsable del 60% de las enfermedades y del 80% de los casos de cáncer. Gracias a la red Hartmann es posible predecir terremotos con 12 horas de antelación. Antes de un terremoto las líneas Hartmann aumentan su grosor, pudiendo llegar a pasar de los 20 cm que suelen tener como media a 80 cm. Algunas personas clarividentes pueden ver las líneas Hartmann, que describen como paredes de energía que surgen de la tierra, elevándose hasta donde alcanza la vista.

Red Curry

Se la denomina Red Diagonal, ya que su orientación magnética es diagonal con respecto a la red Hartmann. La red Curry la forman líneas que van del Noreste a Suroeste y de Sureste a Noroeste. La separación entre líneas oscila entre los 6 y los 8 metros, y la anchura de las mismas se sitúa entre los 40 y 80 cm. Recibe su nombre en honor al Doctor Manfred Curry.
Unas líneas tienen polaridad eléctrica positiva y otras negativa. De igual modo que la red Hartmann, es una red global y sus dimensiones varían dependiendo de las características de cada zona, relieve, composición del subsuelo, estaciones, fases de la luna, etc, desaconsejándose la estancia prolongada en la vertical de los cruces de líneas Curry. En general, la mayoría de los expertos afirman que los cruces Curry resultan más nocivos para la salud que los cruces de líneas Hartmann.

Red Peyré

Esta red global de energía telúrica descubierta en 1937 por el Doctor Peyré. Es también una red que se extiende por todo el planeta, orientada magnéticamente. Forma una retícula de mayor tamaño que la red Hartmann al oscilar la separación entre líneas entre los 7 y los 9 metros. La red Peyré se considera una red solar, puesto que capta energía cósmica. En las ciudades, debido a la polución eléctrica, no es fácil de encontrar, siendo la red Hartmann la que predomina.
Chimeneas Cosmotelúricas

Son puntos de respiración energética de la tierra. A través de ellas se realiza un intercambio de energía telúrica y cósmica. En las fases de inspiración, duración aproximada de tres minutos, y de expiración, duración de dos a dos minutos y medio, se liberan diferentes tipos de energía. Pueden presentar de 0 a 4 brazos, que se orientan siempre cardinalmente, tienen forma de doble rombo y pueden llegar a tener hasta 7,5 metros de longitud. Se observa que sobre las chimeneas que emiten energía negativa crecen cactus o plantas con pinchos.

Es la alteración telúrica más nociva para la salud. Se aconseja evitarlas a toda costa en los lugares de larga permanencia. Cuanto mayor es su tamaño y el número de brazos más nocivas resultan. Las chimeneas cosmotelúricas no se encuentran repartidas de forma homogénea a lo largo del planeta. Hay zonas que presentan numerosas chimeneas, mientras que en otras la densidad es muy baja.

Vórtices telúricos

De igual modo que existen zonas geopáticas, debido a que su nivel de vibración es inferior al nivel de vibración humano, otras zonas pueden presentar niveles vibratorios altos. El ser humano ha localizado y utilizado históricamente estas zonas en las que cargarse de energía y vitalidad. Dólmenes, cromlech, capillas, templos, santuarios, y catedrales, se sitúan a menudo sobre estos vórtices.
Energias del planeta
 

Vórtices de Energía vital.
Los vórtices de 13.500 UB se localizan sobre una línea Curry, los vórtices energéticos de 19.500 UB se dan sobre una línea Curry superpuesta con un cruce Hartmann, o 19.000 UB cuando en el cruce Hartmann una de las líneas es de primer orden, de 24.500 UB en un cruce Curry sobre línea Hartmann, o 24.000 UB cuando la línea Hartmann es de primer orden. Todos ellos actúan sobre el plano energético vital o físico.

Vórtices de Energía mental.
El vórtice de 15.000 UB se localiza en el cruce de una línea Curry y línea Hartmann, y el de 19.500 UB en el cruce de una línea Curry y una línea Hartmann de primer orden. Este sería el lugar ideal para conectar con nuestro inconsciente.

Vórtices de Energía espiritual.
Los vórtices de 13.500 UB se localizan sobre una línea Curry, excepcionalmente los podemos encontrar sobre un cruce Curry en un Ángulo Sacro. Los vórtices de 19.500 y 24.500 UB los podemos encontrar en lo que sería un punto estrella, cruce de línea Hartmann sobre cruce Curry, y vena de agua subterránea. Los vórtices de 19.000 y 24.000 UB cuando ya no hay vena de agua. Existe otro vórtice, de 21.000 UB, que se da en un cruce Curry sobre línea Hartmann y vena de agua subterránea, que también es de energía espiritual, pero que actúa sobre el campo emocional.

Vórtices Energéticos de 33.000 UB.
Este vórtice es el de mayor rango, tiene un diámetro de aproximadamente 60 cm. Es un vórtice de una alta emisión espiritual. Se encuentra sobre un punto estrella con vena de agua subterránea. Anula el efecto de las líneas Curry y Hartmann en un radio de 80 cm.


No hay comentarios:

Publicar un comentario