ENEAGRAMA DE LA PERSONALIDAD: ENEATIPO 7

Eneagrama de la personalidad
Resumen – descripción de las características del eneatipo Siete – 7 :
También llamado el entusiasta, el hedonista, el epicúreo, el optimista, el planificador, la gula.

El eneatipo Siete pertenece a la triada del “Pensamiento” o “Racional”.
Este estilo de personalidad destaca por la búsqueda constante del placer, la aventura, intensidad y diversidad. Le cuesta afrontar las situaciones dolorosas o tediosas de la vida e intenta evadirse del aburrimiento y del dolor manteniendo altos niveles de excitación, realizando muchas actividades al mismo tiempo, estando siempre en movimiento y dejando múltiples opciones abiertas.
Le cuesta terminar lo que ha empezado, suele ser indisciplinado y auto indulgente, no soporta los límites ni sentirse atado por compromisos.
Posee una mente ágil, una imaginación privilegiada con una conversación brillante y persuasiva.
Actitudes* genéricas del eneatipo Siete: 
  • Me encanta viajar y descubrir diferentes tipos de comidas, personas y experiencias, ¡todo el fabuloso torbellino de la vida!
  • Mi agenda suele estar llena, y me gusta así: la hierba no crecerá bajo mis pies.
  • Lo importante para mi es la emoción y la variedad, no la comodidad ni la precaución, aunque aprovecho tas comodidades siempre que las encuentro.
  • Mi mente no para de parlotear, a veces me parece que estoy pensando en diez cosas al mismo tiempo.
  • Una cosa que no soporto de ninguna manera es el aburrimiento, y procuro no aburrirme nunca.
  • Me comprometo bastante cuando estoy en una relación, pero cuando se acaba, paso a otra cosa.
  • Soy curioso y arriesgado; por lo general, soy el primero entre mis amigos en probar cualquier cosa nueva e interesante.
  • Cuando ya no disfruto en una actividad dejo de hacerla.
  • No soy sólo una «persona divertida», también tengo mi lado serio, incluso oscuro, aunque no me gusta mucho ir allí,
  • Soy bueno para lo general, no tanto para los detalles; disfruto más teniendo muchas ideas que en ocuparme de ponerlas en práctica.
  • Cuando de veras deseo algo, normalmente encuentro la manera de obtenerlo,
  • Las cosas me abaten de vez en cuando, pero muy pronto levanto cabeza.
  • Uno de mis principales problemas es que me distraigo con facilidad y me disperso demasiado.
  • Tiendo a gastar más dinero del que probablemente debería.
  • Me encanta estar con gente, siempre que quieran ir donde yo voy.
(*Extraídas del libro “La Sabiduría del Eneagrama”,
Russ Hudson y Don R. Riso. Urano, 2001)
Resumen de los niveles de salud del eneatipo Siete:
Sanos (en su mejor estado). Llegan a ser muy sensibles y entusiastas respecto a cualquier tipo de experiencia. Los tipo Siete sanos son extrovertidos, orientados hacia el mundo real de las cosas y sensaciones; son espontáneos y se regocijan con todo. Cada estímulo produce una respuesta inmediata y todo les parece excitante y vigorizador. Son alegres, vivaces, estimulantes, flexibles y animosos. Se convierten en realizadores versados y en individuos con aptitudes y conocimientos variados que hacen bien muchas cosas distintas. Poseen una gran cantidad de talentos y están dotados con capacidades virtuosas así como destrezas prodigiosas. Son prácticos, productivos, prolíficos, versátiles y abarcan numerosas áreas de interés. En su mejor estado: asimilan a fondo las experiencias y se convierten en individuos reconocidos y agradecidos, cautivados por las maravillas de la vida. Son positivos, optimistas, alegres y se sienten extasiados. Comienzan a tener indicios de una vida más allá de lo físico y experimentan un profundo sentido de las bondades de la vida.
Promedio (lo más habitual). A medida que sus apetitos aumentan, los tipo Siete promedio desean experimentar con más cosas y tener una variedad más amplia de vivencias, convirtiéndose, de esta manera, en consumidores ávidos, materialistas codiciosos, “establecedores de modas” y buscadores de sensaciones nuevas. Se vuelven incapaces de decirse “NO”, de negarse cualquier cosa. Hiperactivos, se lanzan en una actividad constante, haciendo y diciendo cualquier cosa que se les ocurra. Temen aburrirse y tratan de aumentar su estímulo y excitación manteniéndose en constante movimiento y distrayéndose con algo entretenido y nuevo, aunque hagan demasiadas cosas. Corren el riesgo de volverse superficiales, sin inhibiciones, volátiles, ostentosos, extravagantes. Sienten que nada los satisface, así que se vuelven inmoderados y desmedidos. Llegan a ser egocéntricos, egoístas, exigentes e impacientes. Pueden tener tendencias adictivas.
Insano (en su peor estado). Los Siete malsanos se frustran muy fácil, son ofensivos y abusivos a medida que exigen cualquier cosa que deseen para mantenerse ocupados y distraídos. Se vuelven escapistas infantiles, impulsivos e insultantes y pueden caer en ataques de ira y pataletas. Tienen serios problemas para controlarse. Las adicciones al alcohol, las drogas y otros excesos aumentan a medida que se convierten en individuos disipados, libertinos y depravados. Antes de manejar la angustia, expresan los impulsos en conductas sin inhibiciones; se descontrolan y son víctimas de cambios anímicos caprichosamente erráticos, volátiles y de actos compulsivos. Huyen de sí mismos y son objeto de súbitos ataques de pánico, depresión y desesperación.

La pasión dominante del eneatipo Siete: La GULA

7 - Gula

Fuente de la información: https://eneagramadelapersonalidad.com/descripcion-de-todos-los-estilos-de-personalidad/49-2/

No hay comentarios:

Publicar un comentario