Aprender de todo.

Una vez que nos hemos introducido en el proceso de transformación, comprendemos que cualquier cosa que ocurra en el momento presente es lo que necesitamos enfrentar o experimentar; y surja lo que surja en nuestro corazón o nuestra mente es la materia prima para usar en nuestro crecimiento. Es muy común la tendencia a huir de lo que tenemos en la imaginación, añadiendo romance o drama a nuestra situación, justificándonos o incluso escapando hacia la «espiritualidad». Permanecer con nuestra verdadera experiencia de nosotros mismos y de la situación nos enseñará exactamente lo que necesitamos saber para crecer. 




Fuente del Texto: La Sabiduria del Eneagrama

No hay comentarios:

Publicar un comentario